DISLÉXICO

DISLÉXICO


viernes, junio 27, 2003

Mi primera vez

Llevaba tiempo deseándolo pero nunca encontrábamos el momento. Todo el mundo me decía que valía la pena, que era una experiencia diferente y que, sobre todo para ellas, era muy divertido.
Mi ángel quería pero yo oponía toda la resistencia que un hombre sano y con principios puede ejercer.
Finalmente fue MR, quién si no, el gran iniciador en tantos otros temas quien me condujo al templo sagrado, a Ikea.
Como dos marujas o dos locas compulsivas paseamos por el laberinto de tentaciones, ora kitch, ora zen, de estos grandes almacenes que te enganchan con algunos artículos "baratos" pero que en general suspenden en mi juicio calidad/precio (lo siento Josefina, espero me perdones).
Mi objetivo era claro y estaba perfectamente premeditado pero obviamente salí con tres artículos más de la cuenta.

Lo mejor de todo no es la grata compañía. Lo mejor de todo no es oir a alguién profundamente enamorado, algo que he visto en contadas ocasiones, podrían contarse con los dedos de una mano.
Lo mejor de todo no son las albóndigas suecas y el menú que ofrecen por 5€.
Lo mejor de todo no es pensar que has realizado una buena compra, hacer una larga cola para todo (¿de dónde sale tanta gente?), comprobar que el verano ha llegado y que me cago en el que nos diseñó con hormonas... No, lo mejor de todo es ver como la cajera (simpatiquísima) reconoció inmediatamente a MR a pesar de haberlo visto en una sola ocasión, dos meses antes.
Ella se acordaba perfectamente de todo y, todos quienes lo conocemos, estamos absolutamente de acuerdo, MR es único.
La cajera preguntó por aquel chico que le acompañó la vez anterior a lo que él contestó que, evidentemente, su condición era la de promiscuo y que yo era su última conquista.
Imaginaos las risas de la madurita de la cola y el alboroto de alrededor.

Porque sí, MR no es un sr. discreto, no, para nada. Es un personaje y punto.
posted by disl�xico 11:39 a. m.


lunes, junio 23, 2003

Patim, patam, patum

A veces estás en lugares que te gustan tanto que tan sólo los querrías para tí. Los guardarías como un preciado secreto.
La Patum de Berga no es un secreto, es "mundialmente" conocida y está a rebosar de "pixapins".
Es una fiesta de pueblo, un fiestón de los de verdad que lo tiene todo. Y cómo siempre, no podía faltar, la teníamos que liar.
Este año estoy batiendo todos los records. Un privilegio al alcance de pocos, ser protagonista directo, bien sea llevando "els gegants", "les guites" o "les mases". Éste era el objetivo.
Como si de un reportero de CQC se tratara lo conseguimos.

Siguiente objetivo: "salt de plens".
Es lo más espectacular y no os miento si confieso que cuando por megafonía dijeron que los novatos abandonaran la plaza para ir a verlo en una pantalla gigante y que, fuese después, cuando se decidiesen a participar, me acojoné.
Evidentemente me quedé, a liarlo "catxo" que dice X.A.

No me sentía las piernas, me estaba quemando, no podía respirar, todo el cuerpo magullado, en definitiva, no me lo estaba pasando genial y con el histerismo de una chica que tenía detrás, que se estaba quemando más que yo (o era más exagerada), pensé en abandonar. Porque sí, teníamos los petardos a pocos centimetros de las orejas y las chispas caían sin cesar.

Afortunadamente era el final, los petardos explotaban alrededor. Aguantamos, desechos, pero aguantamos.
Que nos esperen el próximo año.
posted by disl�xico 11:48 a. m.

Powered by Blogger